Un hogar para los que aman cuba

Entradas etiquetadas como ‘CAROLINAS’

En el mes de las Carolinas

Salió y las vio ahí, abriendo su blancura al mundo. 1, 2, 3.. 7, aun  pueden contarse  con las manos,  aún no están en su esplendor.

Alguien se burló porque  ella decía que ellas son como los copos de nieve que caen en el invierno. Las Carolinas van llenando el árbol poco a poco, como a su niña le queda mucho por crecer aún dentro del bolso.

Aun las abejas deben polinizar, los zunzunes libar sin parar, cada mañana para saciar el apetito, le queda a cada gota de rocío, la responsabilidad de adornarlas de frescura.

Aguarda la niña; espera en el mes de las carolinas, el comienzo de la avalancha para una nueva vida.

Anuncios

Regalo Carolinas

Para la Yaidy.

 

-!Ani , ven! Hagamos muñecas de Carolina .Ven anda y escojamos las mejores. Sí… sí recoge esa que está fresquita. … No chica esa no que está marchita.

-Mira lo que nos regaló la naturaleza : esta Carolina se acaba de caer. De aquí cojamos la cabecita, o el pistilo. -!Que trabajo se pasa para abrir una cabecita! A ver contemos cuantas tenemos para formar el cuerpo: 1,2,3,4, 5. ya !

-Ani¿ Cómo le ponemos la cabellera, larga o corta ‘ Me gusta más larga , larga que sobresalga  sobre el vestido de textura blanca.

-Si esta, la más hermossa, tiene olor a rocío mañanero. Ten cuidado con las abejas , ellas saben rondar las de mejor perfume. ¿Estarían celosas de nosotras, las usurpadoras de Carolinas.?

Parece un árbol de nieve , toda blanca y con flores transparentes, aunque también las hay rosadas.

-Baila, baila la Carolina. Ya es hora de tu fiesta. Baila baila la Carolina, tu serás la novia,! mira qué linda estás, hasta con tu perfume acaricias y refrescas mi cara!

-Ani, vayamos a la casa. Enseñemos las muñecas. –

La abuela sale al patio y ataja las niñas. Cuando la Carolinas se marchitan , ensucian la casa.

 

A %d blogueros les gusta esto: