Un hogar para los que aman cuba

Archivo para la Categoría "quien vive de las palmas"

Milagros

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Debemos creer en los milagros, en hacer caso al corazón por encima de las neuronas prácticas. Uno siempre piensa en que la honda con la que David venció a Goliat puede aparecer cuando menos se lo imagina.
Croacia lo intentó, dejó estelas de coraje, de hacer lo imposible, posible mas el Gigante de sangre azul los aplastó. Las cábalas estaban con los franceses: 20 años después fueron campeones, y su más joven estrella, de casualidad,  se da un aire a Pelé.
El Mundial de Rusia nos deja con esa sed de continuar viendo milagros como la lluvia torrencial que empapó a los jugadores antes, durante y despues de la premiación, con los jugadores usando su bandera de saya , o paraguas, o ver premiar a los árbitros con los chiflidos de desobediencia en las graderias.
Esos milagros de ver un jugador triste con el Balón de Oro en la mano, como quien no encuentra en el supermercado el producto que viene buscando y tiene que contentarse con seguir buscandolo en otro lugar.
¿Habrá un momento para seguir creyendo? Dentro de 4 años lo veremos, se dice fácil, pero la cuenta regresiva ya comenzó.

Anuncios

La casa del abuelo

36273446_1950568711902041_3939276993811447808_oDos niños añoran sentir el verde de la hierba blanda en el patio de la casa de sus abuelos. En el camino extenso de veredas y saltos , sabrían encontrar algo llamado felicidad.
Sus amigos arropados bajo el polvo , no vacilaron en preguntar dónde andaban ocultos. Los hermanos ya no andan descalzos , ni pescan jicoteas en el agua con lino, ni siquiera molestan a la señora con cara de hechicera y casa embrujada.
Se habrían mudado de ideas, pensarían.
Mas en el mundo de los adultos, lo racional es el enemigo de los infantes.Gracias que aun pueden visitar al abuelo y recordar lo que llaman felicidad.

El ritual de papá

7757-nina-leyendo-un-cuento-con-su-papaSolía sentarse frente al televisor para ver su deporte favorito. Le sorprende una voz deambulante que dice ” papá” y lo coge con sus manecitas de duende para llevarlo al campo de batalla donde los juguetes yacen exhaustos.

Él le ofrece un muñeco; ella le da un manotazo y con ” papá” lo convida a adivinarle el que más le gusta. Le da un tren, un títere; nada; solo recibe el padre la mano rápida.

En lo profundo del reguero, está ahi , el libro de imágenes feas llenas de gatos verdes, hojas con olor a viejo, sin carátula apenas. El padre se lo enseña hoja a hoja, la sienta en las piernas, la niña le señala una y mil veces, el gato verde feo, que parece un hilo de coser.

Pero, el hombre rie por dentro, no quisiera que nunca desapareciera la afición por los libros,  el poder de la aventura ,y  mucho menos el ritual que hace de sus tardes un rutina diferente.

Silencio

cuba-bandera-media-asta-580x330

Foto tomada de CUBADEBATE

Frente a la muerte inoportuna, cruel, inesperada, no existen palabras para llenar el vacío: Una música sorda, las preguntas con el filo de una navaja, el frío en las voces de los que sufren y la lluvia que no cesa.

Es díficil no pensar en los minutos preciosos, en las alturas que dan vértigo, en los miedos profundos, en la inocencia , en la esperanza.

Callar puede resultar la mejor medicina, aunque el fuego carcoma la aurora.

Mamá

IMG_20180207_143433Mamá en solo 4 letras el universo está. En tu mundo no existen los mayores, el eterno niño o niña vive en los ojos.

Eres regazo placentero, eres ilusión y añoranza para los ausentes, para los distantes.

No quieres regalos, ni flores, te conformas con tan poco que el siempre hecho de estar,  ya te hace feliz.

“Ya verás cuando seas madre” , aguza como quien conoce bien. Y uno ríe hasta que llega el momento: No hay nada más hermoso sobre lo inexplorado:tener en tus manos la vida que engendraste.

Presidentes

el-o-que-deberian-dirigir-el-pais-ni-estan-ni-L-j4IsUcMientras un presidente no daba la cara a una cumbre, un pueblo era bombardeado impunemente en la inmensidad de la noche.
Esos hurtan, malsanan y corroen las entrañas de un país.
Unos tuvieron  la mala fortuna de recibir  una bala en cabeza o se despojaron de la cien antes de caer prisionero.
Otros se visten como tal, de traje y corbata. Pueden hablar de mariposas y leones, de corderos y reinos celestiales pero aun les falta probar su palabra.

 

Colores

56666El mismo hombre vestido de verde , pasa a la misma hora , con el mismo perro y su mujer  ataviada en rojo. El amanecer de negro se convierte en oro., mientras la niña sueña a traves de los ojos de aquel príncipe azul de los cuentos a lo rosa. Una  existencia en páginas en  blanco le aguarda.No dejes de pintar el atardecer con los colores más brillantes que conozcas.

A %d blogueros les gusta esto: