Un hogar para los que aman cuba

En el valle del oro

Recordé a Galeano en las Venas Abiertas.

México  desde arriba se había encallado en  un gran hoyo gris, con sus casas amontonadas en colonias.

No imaginé sus calles llenas de carteles a lo Coca con Marilyn dándole un beso a todos, ni el humo invisible que envenena el cielo. Pensé en los estereotipos de la música regional mejicana, en los tacos a la barbacoa, y en los picantes .

Sin embargo , descubro en cada esquina el sabor del tamal enchilado, en los hombres y sus crías comiendo tortillas de harina con una felicidad sin igual, veo naturaleza asesinada en el interior de las montañas , como en las minas de San Luis Potosí.

México es o puede ser cualquiera de las ciudades españolas en su arquitectura, pero le fue robada su riqueza por el maldito oro que guardaba sus tierras.

No queda nada , pero en la noche asoma la cabeza por la ventana y sus luces destellan en las montañas , allí donde una vez ,  la leyenda vio al águila posada en un nopal devorando una serpiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: