Un hogar para los que aman cuba

se parece al EscambrayLos cerros aumentan de tamaño cada vez que volteas la cabeza. Sangra el indígena comiendo tacos.

Hay nubes,  pero un humo gris te empaña el paisaje.

Las personas parecen haber salido de las profundidades de la tierra, mientras en las montañas se abren carreteras de polvo para su desdicha.

Es el precio del subdesarrollo. Es la soledad de las tunas que ahuyentan a los antepasados de una muerte sin corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: