Un hogar para los que aman cuba

Un día sin mayores

Se van a cualquier lado por solo dos horas y desde la mañana te repiten ocho mil veces que hacer, que cocinar, donde debes poner la ropa después de lavarla, el agua que debes darle de tomar al perro que si no se revienta que este calor infernal, cómo se pica la cebolla, donde encontrar la papa, contar los minutos para empezar a limpiar el patio y comportarse como una mujercita.
Hace rato que lo eres.
Pasa en la familia, que un año es apenas una hora para los padres y el día se convierte en segundos. Será la razón por la cual te dicen niña o niño, aunque cuentes 20 años, que según Gardel no es nada.
¿Qué será de nosotros, con días sin mayores? El momento más preciso, para saber que ya creciste.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: