Un hogar para los que aman cuba

El sonido del mar

Puse el oído en una caracola, y el recuerdo de la infancia inundo sus profundidades.

Imaginé entonces, que las olas acariciaban a sus hijos, y a la vez los castigaban; porque los traviesos solían hacer cosas de humanos.

Pero en estos el mar está de buen humor y lo pude escuchar dentro de la caracola. Ohhhjjjjjjjjj se oye entre las tinieblas del mundo, pero su ruido sordo calma a los enojados.

Puse el oido dentro de una caracola y recordé por qué los seres que viven lejos de mar ven en ella, un tesoro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: