Un hogar para los que aman cuba

Mutación

98396-desmaquillc3a1ndoseEn el ocaso de tus ojos , la luna asoma su silueta.

Muchos quisieran tenerla, para alegrar los años de su niñez.

La época en que no le importaba si tu mamá te llamaba diez veces para venir a comer , pero antes debías lavarte las manos .

En el ocaso de tus ojos , jugar a los escondidos ya era una ocasión para la felicidad.

De nuevo a la luz , un buho se esconde en los almácigos del parque.

De nuevo a la luz, hoy eres ese hombre que de tanto correr, se ha perdido en los senderos de ese otro yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: