Un hogar para los que aman cuba

García Márquez

Nada que agregar , es Carlitos, el esposo de mi AMIGA Chely

El Cine en la calle

Por: Carlos Melián Moreno.

Acaba de morir García Márquez, pero para mí ya había sucedido hace tiempo. Había muerto, pero no de la manera en que lo muere el gran público, que denosta a los grandes cuando ya no crean como antes, cuando están babeando sobre el encerado, y en verlos caer legitiman la caída propia, la vulnerabilidad que debemos padecer todos, la propia derrota.

Su muerte en mí (se trata de mí) sucedió en algún momento que no supe, hasta aquella epifanía en un Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. En el Riviera estrenaban una película de su hijo Rodrigo García, Nueve Vidas, y yo asistí seguramente más por él que por su hijo, como la mayoría allí. La gente se acomodaba en las butacas y de pronto veo que delante de mí hacían ese tipo de movimiento raro: se paraban y miraban, algo había sucedido. La fila inmediata a…

Ver la entrada original 1.827 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: