Un hogar para los que aman cuba

El pecado de imaginar

Una vez la profesora de español le pidió a sus alumnas que imaginaran cómo sería la vida en el planeta dentro de cien años… Se los dejó de tarea para que lo pensaran bien en la casa, lejos de la presión de salir temprano de la clase o de los ruidos externos.
Una imaginó que de tanta contaminación en el mundo no quedarían sino cucarachas en la tierra y la profesora no le gustó su visión: resultaba muy pesimista.
Otra imaginó que a los humanos le saldrían agallas por la piel para respirar dentro del agua y que tendrían casas de corales y las escuelas serían a ras de superficies para poder vigilar de cerca la tierra y ver si habría un resquicio de vida terrestre.
A la profesora le pareció gracioso y se burló con los demás alumnos.
Diciendo que esta niña tenía mucha imaginación.
Y la niña creció, se hizo escritora, y aún hoy espera para ver su profesora que un día le dijo que tener imaginación, no era buena idea para su edad.

Anuncios

Comentarios en: "El pecado de imaginar" (2)

  1. El pecado es… ¡no imaginar!…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: