Un hogar para los que aman cuba

hacTodos dirían que esos muchachos están locos; si porque eso de vivir en un lugar donde los mosquitos y las ranas reinan de noche, y de convivir en un micromundo en la Ciénaga no es cosa de cuerdos.

Ojala todos los cuerdos tuvieran el talento de esos muchachos locos. Quizás a los ojos de los demás los Korimakaos no son sino meros jóvenes que escaparon de su casa, que lo dejaron todo para llegar a ese lugar para hacer lo que le gusta.

Tomemos por ejemplo Víctor, él es realmente abogado graduado de la UCLV y se le metió el bichito de los medios audiovisuales en los huesos, hasta fue nominado a los Lucas, y vino a parar a este lugar a pesar de los regaños de la mamá. A veces ellos no se dan cuenta que debemos vivir nuestra vida aunque los obstáculos nos sobren.

De seguro a Jorge Lázaro le pasó algo similar, a pesar de haber dejado a su mamá en Pinar del Río para convertirse en el Pavarotti del Korimakao.

También están los que han creado su familia o la están creando como  Cuco que vive con su esposa y su bebé. Y qué decir de los no tan jóvenes como Odalys e Hilda, cenagueras que se debaten entre el trabajo diario de la casa con las responsabilidades en el Centro, que no son pocas, como organizar el engranaje de los talentos artísticos.

Algo de sacrificio deberíamos cargarlo a la comunidad de Palpite que revoluciona cada noche cuando los muchachos ensayan hasta altas horas de la noche.

Pero… supongo que a todo uno se adapta: A las ranas, a los mosquitos, a la música, a bañarse a las 11 de la noche , a empatar la noche con el día , a dormir tirados en el escenario, a comer solo la c, a dejar pasar el tiempo lento.

Los Korimakao enamoran; porque le dan ganas a uno de convertirse en un loco, pero no uno cualquiera,  sino con talento. Talento de sobra.

Anuncios

Comentarios en: "Notas sueltas del Korimakao" (4)

  1. Huestes Utópicas dijo:

    He estado tres veces en el Pico Turquino, y ninguna en la Ciénaga, con tu relato me retornan los planes de conocer esa parte importante de nuestro país, y me gustaría conocer a estos muchachos, sin dudas una experiencia para toda la vida.

  2. Huestes Utópicas dijo:

    Por cierto, te voy a robar el relato y lo pongo en mi Blog, creo que de estas cosas hay que hablar más a menudo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: