Un hogar para los que aman cuba

Un relato de sueño

Recuerdo a mi padre, que en días como estos, me quitaba las sábanas para ponerme las medias del uniforme para la escuela. Remolona al fin, después de puestas las medias , seguía soñando o trataba de conservar el sueño.

Las imágenes eran recurrentes: Un día volaba por entre las nubes con las manos extendidas, otro del mar salìa un monstruo como Godzilla, y otro besaba a un muchacho sin cara pero con silueta esbelta, o me la pasaba buscandolo por los rincones.

También estaban los sueños de terremotos, que te hacen temblar todo el cuerpo, o los de la caídas al vacío que se convierten en estrepitosos lances en la cama.

Sueños recurrentes, sueños del pasado, y presente recorren el firmamento. Momento para unirse en los anhelos paralelos

Anuncios

Comentarios en: "Un relato de sueño" (4)

  1. Mis sueños [pesadillas] eran terriblemente macras. Todo lo soñado era truculentamente suplantado por imágenes enormes. Cucharas, zapatos, lapices, perros, eran crecidas suposiciones que me perseguían, atacaban. Despertaba lleno de sudores y escalofríos. Despertaba y ya no podía dormir más. Entonces me acompañaban el chirriar de los grillos, el rastreo de algún ratón o el croar de las ranas. A lo lejos, el ladrido de los perros me hacia sentir protegido, me cubría hasta el cuello con una sábana y veía, así, el nacer del día, por las cobijas de guano y las hendijas de las paredes de tabla. Eran paralelas similitudes a lo que hoy, de adulto, me sucede cuando tengo delante de mí, una hoja de papel en blanco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: