Un hogar para los que aman cuba

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Miro las fotos y veo a Chely con su bordón de amuleto, a Carlos como el profeta nativo del Turquino, a Arnaldo desafiando aquello de que para subir hace falta dormir y estar sobrio. Más allá veo a la Mariposa que subió por su piquete de Yurislenia y la Colunga que le levantaban el pie mientras sus ovarios hacía el resto.

El Rodo y Camilo me daban siempre aliento  cada vez que nos cruzábamos:” vamos betsy te voy a dar una hora de ventaja, y me alcanzaron y otra vez me decía vas a buen paso no como la otra vez.

Por el lado teníamos a Sheila y Reinier que le decía  la novia vamos que nos quedamos atrás, pero llegaron también, por el camino me crucé con la espirituana Yumey que me dijo te sientes bien yo no te veo con buen semblante, y entonces fue como un motor impulsor para seguir adelante.

Pero el verdadero héroe, se llama Istvan quien no solo me presto su zapato numero 42 para un 39 sino que me remolcó, haló y hasta etc para que siguiera. Entre sus técnicas estaba el descanso para las fotos y entonces me decía adelanta lo más que puedas que yo te alcanzo y cuando no podía sentarme me decía vamos que estamos entrando en un recodo y como yo solo conocía a la cafetería de la habana con ese nombre le espetaba que coño es un recodo y él se reía.  Su frase preferida era vamos niña! si porque les juro que la cara semejaba a una infante cuando monta en cólera porque le den su juguete preferido.

Cuando llegamos a la base de la Majagua un soplo de alivio embargó el cuerpo y solo ahí comprendí la importancia del agua y del café, pero sobretodo del agua. Ah y no se olviden de los caramelos, que por cierto, por un buen tiempo nadie de los turquineros tendrá algo dulce en la boca. Solo nos recordará ese sabor seco en la garganta y sin apenas poder tomar dos sorbos de agua. Nada de caramelos ok!!!! La blusa que Mary me prestó tuvo color blanco, si porque en cuerpo tomó color fangoso de las piedras mojadas y una que otra vez los helechos me dejaron su huella con espinas clavadas en la mano.

En la subida me dio tiempo a gritar Esta vez voy a subirrrrrr , pero solo llegué al kilómetro 8 , y lo sentí por mi gente que me esperaba en la cima, con el piquete inseparable que me confesó horas antes de subir :”Si no subimos al Turquino no importa , pues valió la pena conocernos y compartir”.

Y lo sentí por Istvàn que se privó de  tomarse la foto  en colectivo y de escuchar las citas “de esta no es una proclama “, más aun estuvo en riesgo de llegar al kilometro 11, pero afortunamente élsubió, se tiró una foto, dijo su propia alocución a Martí, pudo ver las nubes, o más bien atravesarlas, y por ultimo contemplar los cipreses.

Dicen que desde la cima de Cuba, ahí en el Turquino uno hace promesas, y yo que me quedé a menos de tres kilómetros hice la mía en la bajada: Debo ver a  Martí y decirle tantas cosas, debo ver esos árboles tristes y esas flores silvestres, debo, debo, debo decirle que su imagen y la de mis compañeros quedan para siempre en la memoria de mi perseverancia.

No podré sobrepasar a Rafa, con sus 47 ascensiones, ni a Karina con su paso lento pero seguro,  ni  a Dianet  con su llanto, ni a la pequeña Lisi con sus secretos, ni al Johnny  a quien la locura le queda superbién, ni a Albertico con la sobriedad en su palabra. Pero este viaje que prometo completar, no es solo cuestión de sobrepasar el obstáculo, se trata de seguir intentándolo como lo hizo el Che con el Popocatépetl.

Al final, no quisiera sonar ni víctima ni heroína. Solo quería hacerles honor a los turquinautas, partida de locos periodistas, químicos, ideológicos, feisbuceros y fans de las canciones  infantiles y del Elpidio Valdés, a la luz de las estrellas.

Anuncios

Comentarios en: "Este post no tiene título, pero sí protagonistas" (3)

  1. […] Este post no tiene título, pero sí protagonistas […]

  2. Mi bella Betsy, tú llegaste, llegaste a nosotros, a nuestras vidas, escalaste allí bien alto y te sembraste para siempre. Tenlo por cierto. Un gran beso, amiga buena, nos vemos en las pocetas del Nicho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: