Un hogar para los que aman cuba

Primero llegamos tarde. Yosvany el presidente,  nos dijo: “Les acabo de entregar el carnet, supuestamente debían estar acá para hacerle la entrega personalmente pero ustedes como siempre tardes.”

No quedó más remedio entonces que repetir la escena de la solemne condecoración.

Luego de la presentación adecuada de nuestros carnets miembros de la prensa, sucede lo indecible: El árbol de naranja agria  del patio de dicha instalación nos regala a 9,8 metros por segundo, uno de sus ejemplares.

Pensé que me caería en mi pequeña cabecita y calculando la distancia más la velocidad con que venía la naranja de seguro, era un buen chichón el resultado.  Al unísono me vino a la mente la vez que casi muero con el accidente de la maleta de Gabriela.

Menudo susto y debut con mi carnet de acreditación para la Unión de Periodistas de Cuba. Por suerte, no hubo más tardanzas ni naranjas, que aguaran a fiesta.

Anuncios

Comentarios en: "Crónica de mi carnet de la UPEC" (4)

  1. Jorge Delgado dijo:

    Pero lo importante es que estás viva, sin chichón y con una naranja agria regalo del cielo, además toda una periodista “carnetizada”. Felicidades, mi amiga querida!

  2. Qué naranja más caprichosa!!! Buen provecho colega que el carnet sirve para muchas cosas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: