Un hogar para los que aman cuba

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nadie sabe cómo pasó. Solo ellos. Los implicados, los testigos de que todo, absolutamente, todo, ocurrió de manera inocente.

Ni siquiera fueron culpables de que sus caminos de entrelazaran. Solo cuando Dios quiso. Iniciaron el viaje como si las almas cansadas de roda, buscaran  lo que creían perdidos.

 No importaron las carencias, los lazos, o al menos, eso creía. Hicieron valer la premisa de que solo para amar se necesitaban dos.

Nadie se pregunta cómo acabará esta historia de cuentos de hadas. Pero hay por ahí, unos cuantos soñadores.

Anuncios

Comentarios en: "Nadie, solo los soñadores" (6)

  1. Raquel Rakela dijo:

    Precioso Betsy, cada día escribes mejor!

  2. bueno, te digo: yo una vez tuve una historia sin culpas de que nuestros caminos se entrelazaran.. sin saber cómo paso, y sin tiempo para entender cómo terminó…
    pero me alienta saber, ahora, que “Ni siquiera fueron culpables de que sus caminos de entrelazaran. Solo cuando Dios quiso.”..porque entonces sabré que si Dios quiere…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: