Un hogar para los que aman cuba

El descubrimiento

Descubrieron que sus  trazos eran iguales

Cada centímetro se deslizaba por la espalda

Lento , sofocante .

Como si en ello se fuera la vida

Las manos parecían jugar con el viento

y traviesas se unían al compás de los suspiros

Las extremidades se tensaban

El músculo hablaba por si solo

A lo lejos se oían los gemidos:

era el anuncio de un nevo amanecer.

Descubrimos que nuestras manos eran iguales

menudas, finas

las líneas de la palma

una larga y peligrosa ,

la otra corta pero animosa

En el momento de su unión

el universo se detuvo

y esta vez se confundían el uno y el otro

los brazos, las líneas, las uñas, las palmas

“Somos uno”, hasta en las manos

“Recuerdalo siempre, ”

dijo él mientras perpetuaba

el momento con un  beso .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: