Un hogar para los que aman cuba

Ante mí, unos hombres risueños, corrientes, bruscos, con grandes manos y facciones  exageradas. Sus ojos parecen robados al mar y sus cabellos recuerdan al cuento de Risitos de Oro.  Cuando los observo con detenimiento, veo personas normales, que respiran, comen, caminan. Y aunque no hablen el mismo idioma que el mío, se les nota su orgullo cuando hablan de su profesión: Son bomberos, provenientes de Rusia.

Mientras me trasladaba con ellos en el bus, me sentía con cierta importancia, Martí con esa sabiduría profetizó: honor a quien honor merece. Estos hombres merecían el honor de ser tratados como héroes. ¿Qué les hacía merecedor es de ese título?

Durante los meses de julio y agosto del año  pasado, Rusia sufrió la más caliente jamás registrado desde julio se iniciaron los registros hace 130 años. El intenso calor y las sequías afectaron  el centro de Rusia secaron  los árboles y los pantanos de turba, incendiándose alrededor de  500 nuevos incendios  y una movilización de cientos de miles de trabajadores de emergencia está en marcha para luchar contra ellas.

Declarado el estado de emergencia por el  presidente  Dmitry Medvedev  en siete regiones, las fuerzas se movilizaron, principalmente  en el centro de Rusia se encendió, el Volga, y Urales. Se estima que los incendios costaron  $15 mil millones de dólares en daños y perjuicios, sin embargo gracias a los protagonistas de esta historia, los efectos se hicieron sufrir menos.

Durante cincuenta días, las llamas dieron quehacer pero el fruto se recogió.

“De nuestro viaje a Cuba nos enteramos tres horas antes de salir”, me comenta Serguei, uno de los bomberos más corpulentos. “El oficio lo escogí porque está bien remunerado allá y me da la posibilidad de obtener otro empleo, yo soy además de profesor de geografía, instructor de una sala de fisiculturismo. El horario es de 24 por 72 horas.

Cuando llegaron aquí, dos guías de Havanatur fueron asignados para darle un recorrido especial por Cuba en especial, la Habana, Pinar del Rio, y Matanzas.

“Fueron dividividos en dos grupos, ahora hay alrededor de 52 visitantes y los otros entran el da 21. Cada grupo tuvo un programa con recorrido por la capital, por la noche Tropicana, Pinar del Rio, Varadero, con catamarán y discoteca, explica Alberto Pulido, uno de los guías.

Apunta Manuel Suárez que la atención dispensada hacia ellos a sido excelente: tienen reservaciones en los tres restaurantes del hotel y se le ha celebrado los cumpleaños.”

Llama la atención que la mayoría de ellos no tienen esposas o novias. Será porque se pasan la vida trabajando o quizás les es difícil explicarles que todos los días están en peligro de morir.

Quizás eso es lo que le pasa a Andrei  quien es bombero hace 12 años y ahora cuenta 29. O tal vez, no constituya u sacrificio para bomberos como Serguei quien interviene en el rescate de las personas atrapadas por el humo del incendio.Él vió muchas cosas pero le atemorizó cuando una señora  se quedó encerrada en el  elevador de su edificio y casi no le quedaba oxigeno

Serguei se siente identificado con su trabajo y no cree ni en fin de años, ni día del amor, pues esta donde se le necesite. Por ello fue merecedor de una medalla al rescatar a varias personas que quedaron aisladas en un sótano.

“Es una labor bien difícil”, comentó el segundo jefe teniente coronel Evelio Hernández Meisoso de la jefatura nacional del CUERPO de bomberos de Cuba, mientras agasajaba a los presentes en un encuentro en el hotel Villa Cuba ,acompañado de un grupo de prevención, rescate, salvamento de dicha jefatura.

“Constituye una tarea de mucho honor y orgullo reconocer el trabajo que ustedes vienen desarrollando y conocemos el valor, las pérdidas que han tenido, el ejemplo con que han defendido el cuerpo ruso, puntualizó Meisoso.

En la cita de más de una hora, el oficial explicó acerca del sistema de prevención contra incendios. “Existen en Cuba,  32 municipios con peligrosidad y los comandos están ubicados en 120 municipios”.

Mientras el líder del grupo explicó que estos grupos eran una representación de de reparadores, soldados entre ellos 40 de los cuerpos de los Urales y el Volga, y centro de salvamento y aviación, los copilotos de los helicópteros que tomaron parte en la lucha contra los incendios.

Luego de la reunión, se trasladaron hacia el Comando de Varadero donde fueron recibidos por el Mayor Joel García. En las postrimerías del encuentro se entregaron obsequios a los héroes de Rusia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: