Un hogar para los que aman cuba

Mi hermano , el negri

Negri, Lazy, esos nombretes se los he adjudicado a mi hermano por muchos años.   Mi hermano que cumple hoy 21 años.

A él lo he querido, maltratado y hasta zarandeado. Por ser la de mayor edad, siempre hice valer mi condición de primeriza y hubo veces en que me sobrepasaba. A eso súmele que mi estatura fue más esbelta que él  hasta los 16 años, lo cual me dio una ventaja fenomenal.

Como todos los  fraternales, nos pasamos la vida fajados aunque  ya estemos mayorcitos.  Una vez jugábamos al tennis y ante una jugada de engaño, me hizo trampa a lo cual yo respondí con una patada en…  ya se imaginarán. ¡Abusadora, dirán!

Y otra vez en que rompí una foto con los dos juntos por sacarme de quicio, sin embargo, no me detuve a pensar que cuando me ponían de penitencia, él se solidarizaba conmigo y pedía para que me quitaran el castigo.

El negri, desde pequeño tiene una cualidad que pocos tienen. Una elasticidad que le permitía doblar las paletas hacia adelante sin el menor esfuerzo. Mi papá con ojos de quien ve un gran talento, lo captó para realizar natación en los meses de verano. Y a los 5 años, cuando apenas mi hermano no sabía ni hablar, participaba en topes o eventos deportivos.

La sorpresa fue que siempre ganaba, y cuando no… se echaba a llorar. Así, fue ganando en popularidad, unido a que prevenimos de una familia acuática, pues todos mis tíos, incluyendo a mi papá habían practicado polo acuático. Parecía que esa  tradición acuática corría por nuestras venas. Mi hermano, por mucho tiempo, suplió las ansias deportivas de nuestro padre, quien se lo imaginaba representando a Cuba en los eventos deportivos. Pero, muchas causas derrumbaron ese sueño.

La primera fue, aunque no lo crean el hecho de que por ley natural mi hermano creció con otros intereses.   Eso unido a las”malas influencias” que le aconsejaban dejar el mundo de la natación, pues no tiene futuro. Sin embargo, Lazy  heredó de esa etapa, su  juiciosidad ante las situaciones.

En la  casa, ante las decisiones es de obligada consulta y además cultivó una gama de sentimientos, los cuales no le  fueron dotados a su hermana.  Sentimental, caritativo, espectacular, ese es mi hermano, por eso se que se esta convirtiendo en un hombre de bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: