Un hogar para los que aman cuba

Nunca imaginé tenerla tan de cerca, su elocuencia y  su desdobles me cautivaron para siempre.

Esa larga tarde en la UNEAC, Unión de Escritores y Artistas de Cuba  era la primera ocasión en que escucharía de la voz de la poetisa el poema que en 1953 le escribiera al Héroe Nacional José Martí.

Tarde donde las emociones se tornaron una tormenta de risas y recuerdos de la época prerrevolucionaria. La Oliver contó anécdotas como cuando conoció a otra gran poetisa: la chilena Gabriela Mistral quien además de mocosa, la llamó chillilla del campo.” Una poeta del campo y con novio.”!!!!Exclamó asombrada la Mistral.

El  colofón de la tarde fue el poema Canto a Martí, donde la poetisa hizo gala de su voz melodiosa que se entristecía y alegraba u exaltaba en los versos donde narra la vida de Martí. Llegando a veces a emocionarse de tal manera que su tono se distorsiona con las escenas.

Sin embargo, esta cita dejó una huella en mi alma joven, y lamento que otros jóvenes no se sumen  a este tipo de actividad. No saben lo que se pierden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: